the defenders
Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Javier Pérez

20 / 07 / 2017
Reviews
Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Califica esta película
Calificación usuarios: 3.5
Califica esta película:

Dos son familia

El remake francés de No se aceptan devoluciones

El cine francés, poco dado a los remakes, se aventuró a hacer uno: el de No se aceptan devoluciones, el exitoso filme escrito y dirigido por Eugenio Derbez. Titulado en México Dos son familia y dirigido por Hugo Gélin, traslada la historia a la costa gala. El célebre Omar Sy (Amigos) se encarga de dar vida a Samuel, el padre amoroso que se hace cargo de su hija de tres meses lanzándose metafóricamente al abismo al que nunca se había animado a lanzarse: concluye de sopetón la fiesta eterna que era su vida y acepta un trabajo de doble de riesgo para mantener a la niña en una ciudad de la que no conoce ni el idioma, Londres, adonde ha ido en su afán por devolver la bebé a Kristin (Clémence Poésy), la chica que una mañana de resaca la deja en el bote que le sirve de vivienda.

Cuando olvida a Gloria al pie de una escalera eléctrica en el metro londinense, conoce a Bernie (Antoine Bertrand), un agente que trabaja en la industria fílmica de ese país, que habla francés y le ofrece trabajo luego de verlo deslizarse por la empinada escalera atiborrada de gente para tomar a la bebé. Como Bernie le coquetea, Samuel no acepta la oferta, pero cuando pierde los documentos y se encuentra solo y sin dónde quedarse, va a casa de Bernie, quien lo toma como su protegido.

Como la original, se trata de una historia sobre la construcción de los lazos filiales sin que medie nada más que la convicción de cuidar y proteger al otro. Un relato hecho con sencillez, con dos protagonistas con encanto (Sy y la niña Gloria Colston) aunque sin las referencias fílmicas con las que sorprendió Eugenio, como aquellas que aludían a Kramer vs Kramer, por ejemplo, o las más obvias referidas a El chico de Chaplin. Pero bueno, Eugenio se propuso demostrar que era mucho más que el comediante simplón de la televisión, y Gélin solo tenía que conectar con la audiencia a partir de una historia que ya había probado su eficacia para enganchar al público. Y lo hace bien, aunque a secas.

Es cierto que en Dos son familia se le bajan varias rayitas a la exageración “chistosona” de No se aceptan devoluciones, se actualiza la cuestión de las cartas cambiando el anacrónico correo postal por mensajes electrónicos enviados desde una cuenta apócrifa (y que el papá copia en la cuenta de Facebook que Kristin lleva tantos años sin usar como los que tiene la niña), se eliminan las parodias al “cine serio” o los toques autorreferenciales en beneficio de una historia que corre con mayor fluidez. Sin embargo, la película se va volviendo predecible y aunque conserva esta cuestión de que un padre soltero puede criar perfectamente a su hija, la versión francesa sale perdiendo en la cuestión de la pareja de la mamá: es un hombre, y no una mujer, como si ya fuese demasiado vanguardismo. Otro punto a favor del mexicano es su capacidad para crear momentos aislados gracias a su habilidad para hacer personajes en situaciones cómicas. Será interesante ver la recepción que tiene este remake entre el público mexicano. Recordemos que No se aceptan devoluciones sigue siendo la película mexicana más exitosa de todos los tiempos.

¿No estás de acuerdo con esta crítica? Escribe la tuya y dile al mundo lo que opinas de esta película. Escribir Crítica Ver críticas de usuarios
  • Título original: Demain tout commence
  • Año: 2016
  • Director: Hugo Gélin (Comme des frères)
  • Actores: Omar Sy, Clémence Poésy, Gloria Colston
  • Fecha de estreno: 20 de julio de 2017
VER TRAILER MÁS GRANDE

Javier Pérez

Nadie quiere acompañarlo al cine porque come palomitas hasta por los oídos e incluso remoja los dedos en el extraqueso de los nachos. Le emocionan las películas de Stallone y no puede guardar silencio en la sala a oscuras. Si alguien le dice algo, él simplemente replica: "stupid white man".

Ver más artículos de Javier Pérez

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER