Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Cine

Zona de interés – Crítica de la película

14-02-2024, 10:00:00 AM Por:
Zona de interés – Crítica de la película

Con el sonido como su mejor aliado, Zona de interés es una película que muestra los horrores más profundos... sin realmente mostrarlos.

Cine PREMIERE: 4.5
Usuarios: 4
Votar ahora:

Dostoyevsky alguna vez escribió: “El hombre es una criatura que puede acostumbrarse a todo, y creo que esa cualidad lo define”. La cita es de su novela de 1862, Memorias de la casa muerta, un texto casi autobiográfico que describe los horrores del sistema penal ruso que el mismo escritor vivió en carne propia. Pero esa cualidad de “acostumbrarse a todo” no sólo aplica a las víctimas, también se puede aplicar a los verdugos.

Basada muy libremente en la novela homónima del escritor británico Martin Amis, Zona de interés, la película del también británico Jonathan Glazer (Sexy Beast, Bird, Bajo la piel) nos sitúa (sin letreros de por medio) en Auschwitz, Polonia, a inicios de la década de los 40. El comandante Rudolf Höss (Christian Friedel) –encargado de ejecutar la llamada “solución final«– vive con su esposa e hijos a lado de los infames campos de concentración a los que llegaban por tren miles de “piezas” (como llamaban los nazis a los judíos), que serían ejecutados en las cámaras de gas para luego reducirlos a cenizas.

Pero de todo este horror, la casi inmóvil cámara del cinefotógrafo Lukasz Zal no muestra absolutamente nada. Lo que veremos es lo que sucede al otro lado del muro que bordea al horror: la extraordinaria casa de la familia Höss. Ésta cuenta con un bello jardín lleno de hermosas flores, una alberca con resbaladilla para los niños, y un río cercano donde él y su familia suelen pescar.

Película Zona de interés critica.

La película Zona de interés exhibe lo que probablemente nunca habíamos visto en una cinta sobre el holocausto: lo ordinario conviviendo con total pasividad junto a la muerte más atroz. Así, vemos a Höss recibiendo en su casa a ingenieros que elaboran una nueva cámara que permitirá matar judíos de forma más rápida y eficaz (“mientras estos son incinerados, estos se enfrían”). Vemos cómo su esposa revisa la ropa de los ejecutados (con cierto chiste macabro sobre ‘Kanada’, la enorme bodega donde se guardaban las pertenencias confiscadas a los prisioneros). Y se prueba un bonito saco que luego presumirá a sus amigas, todo esto mientras los niños juegan en la alberca y el perrito de la casa corre feliz alrededor.

Pero lo que escapa a la vista no escapa al oído. En todo momento, desde el inicio al fin de la película, se escucha de fondo el sonido del horror: disparos, gritos desgarradores de hombres, mujeres y niños, toda una maquinaria de muerte que no cesa día con día de estar presente como un sonido ambiental eterno.

Glazer no ceja un instante en mostrar la banalidad de la maldad, lo hace con decenas de cámaras que siguen a esta familia cual si se tratara de un equipo que los vigila constantemente. Mediante tomas fijas en planos generales que al horizonte permiten ver unas magníficas nubes que no lo son: se trata de las cenizas que salen de las chimeneas. Una imagen que mezcla belleza y horror.

Película Zona de interés donde ver.

Pero la imagen queda en segundo plano, lo que impacta es el sonido. En sus trabajos más recientes (The Fall, Strasbourg 1518, incluso en Bajo la piel) el cineasta ha puesto especial énfasis en el sonido como vehículo para provocar una sensación claustrofóbica e inquietante. En la película Zona de interés lleva esa idea a un nivel absolutamente perturbador.

Glazer confía muchísimo en el público, sabe que quienes vean (y escuchen) esta cinta, llenarán con su oscura imaginación los huecos que premeditadamente bordean esta cinta. El horror está en nuestras mentes, no necesariamente en la pantalla.

Con gran pericia técnica, sin alejarse de sus pasiones estéticas (a las que muchos tildan con la tonta etiqueta de “cine de arte”), Zona de interés es una película engañosamente sencilla sobre la brutal capacidad humana de ignorar al otro. Imposible no pensar que hoy esa capacidad está desbordada: ¿cuántas guerras, cuántas muertes, cuantos gritos están sucediendo en este mismo instante mientras nosotros volteamos a ver esas nubes que no son nubes? A todo se acostumbra uno.

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

autor Crítico de cine con 16 años de experiencia. Confundador de Filmsteria!. Actualmente escribe en Eje Central, El Universal y Cinepremiere. Se volvió fan del vodka martini por culpa del 007.
Comentarios